11 sept. 2014

Testimonio de abusos en el matrimonio

Estimada Doña Marta Quilez;

Me he tomado la libertad de escribirle puesto que su blog me parece muy instructivo para personas como yo, 
que a veces nos sentimos solas y abandonadas por la sociedad.

Mi caso, o mejor dicho el calvario de mi vida
empezó hace 35 años, un dia que cambió mi vida,
un dia que eché a perder mi vida,
EL DIA QUE CONTRAJE MATRIMONIO.

El motivo de esta carta es dejar constancia de mi historia, he sufrido abusos tanto físicos como psíquicos 
desde el día que me casé por parte de "mi marido".
No seas un número más.
Evita aparecer en la prensa
como un mal suceso.
Si puedes aún leer esto,
es porque aún no es demasiado tarde
REACCIONA!!

He sufrido en silencio ya que cuando en alguna ocasión he querido comentar algo a mi familia especialmente a mi madre o hermanas, ellas ni siquiera me han dejado continuar el relato y cambiaban automáticamente de conversación para que yo no continuara narrando mi calvario. 
Me daban el silencio por respuesta, yo siempre entendí por tanto que ellas vivían mis mismas situaciones conyugales en la intimidad, y que ello era lo normal.

Desde aqui hago un llamamiento a todas las mujeres de que denúncien, denúncien y denúncien tanto públicamente como ante las autoridades pertinentes si creen que están sufriendo abusos, 
NO TE CALLES, 
NO COMETAS EL MISMO ERROR QUE YO.

Algunas os preguntareis;
- y ¿cómo se yo si lo que estoy sufriendo es un abuso o un maltrato?
Fácil respuesta;
- Todo lo que os haga sentir mal, insignificante, pequeñitas o anuladas ya es indicativo que no estais sufriendo un "buen trato", es de lógica.

Espero que mi testimonio pueda abrir los ojos a otras mujeres, 
y les ayude a dar el paso de dejar a su agresor.

Doña Marta Quilez gracias por su atención,
tiene toda mi autorización para publicar este testimonio donde estime usted oportuno.

Atentamente;
                       Maria Soledad

No hay comentarios:

Publicar un comentario